miércoles, 23 de abril de 2014

Mirai Nikki: La apuesta de los dioses por ver quién sobrevive.





Esta semana les traigo un anime que fue un boom en su tiempo: Mirai Nikki o Diario del Futuro.
Seguro muchos ya lo han de haber identificado, especialmente por la niña psicópata de cabello rosado que se aferraba al supuesto amor que tenía por el chico que le gustaba, me refiero por supuesto a Yuno.
He de admitir que fue por ella que me decidí a ver el anime, pues en las páginas de face ponían memes como estos:


Y pues no voy a negarlo, me sentí muy identificada. ¿Quién no espió al chico (o chica, dependiendo) que le gustaba en la prepa o secundaria, aunque este no supiera existías? Okey, tal vez para algunos suene demasiado extremista, pero ¡sé que lo hicieron al menos una vez en su vida! Digo, a todos nos gustaría saber qué hacía, en qué salón iba, a que hora salía, etc. o mínimo para verlo un ratito.
En fin, como les decía, esta fue la razón poderosa por la que me llamó la atención Mirai Nikki. Estaba más con la expectativa que era una serie de una chica  acosadora (algo novedoso para mí), cuando en el opening se reveló que ya era una historia poderosa.

Como se los dije en la entrada de ANIME: MÁS QUE UNA MODA...UN ESTILO DE VIDA, los openings muchas veces nos muestran elementos de la trama o cosas relacionadas con los personajes que nos servirán para entender la historia y así pasó con Mirai Nikki.

Aunque no supe que se trataba de un juego de supervivencia, los símbolos de cada personaje (que se revelarían en el primer capítulo) me emocionaron mucho... Y ya estaba en pleno cuando comenzó la trama. Obviamente, los primeros minutos de Mirai Nikki te quedas con una cara de ¿Empezó por el final o qué onda?, pero conforme ocurre la trama te vas dando cuenta que Yuno está más loca de lo que parece. 
Pero tiene un por qué: su amor por Yuki que parece obsesivo, pero incluso esa obsesión que tiene por Yuki, tiene un por qué, lo cual una vez que se descubre, casi se le rompe a uno el corazón.
La trama simple es esta: 
Yukiteru Amano es un chico que escribe todo .lo que pasa a su alrededor en un diario, en su celular, y cuando llega a su casa mantiene conversaciones con un amigo imaginario que llama Deus. Pronto, Deus le dice que hará un juego para elegir a quien se quedara con su lugar y es entonces cuando Yuki se da cuenta que no es el único que podía ver a Deus. Pero lo que es más perturbador, es que mientras se da cuenta que debe sobrevivir de las personas que pronto disputarán por sobrevivir en el juego de Deus, descubre que la chica más bonita de su salón está también en el juego y lo que es peor: está locamente enamorada de él, lo cual si bien puede servirle, poco a poco le trae problemas puesto que la muchacha es tan posesiva que no quiere que nadie se le acerque.

Este punto si que es bastante desfavorable para el pobre Yuki, pues una vez que empieza el juego y destruyen su escuela, decide hacer una nueva vida y hacer más amigos (cosa de la que se había alejado por andar metido en su celular), pero Yuno parece no estar muy de acuerdo con esa idea, en especial cuando un chico llamado Akise parece tener, ejem, digamos... una cierta apreciación por Yuki. Así que la competencia se vuelve algo ¿reñida?
Pero este no es el punto que quiero tratar (si bien la extraña amistad que le profesa Akise a Yuki, así como sus declaraciones, son para analizarse), sino algo que me llamó la atención desde que se dan a conocer los 12 participantes y la razón por la que le puse el título: la apuesta entre Deus y Murumuru.



Murumuru es la ayudante de Deus, pero pronto nos damos cuenta que es más que eso, incluso puede decirse que es la mente detrás de todo el juego, la que mueve los hilos e incluso ya sabe quien va a ganar de antemano. 
Para no darle tantos sopoilers a quienes no han visto el anime, diré que Deus y Murumuru apuestan a que el sobreviviente está entre Yuki y Yuno. 
Y es entonces cuando estos dos comienzan a movilizar para que sus respectivos favoritos ganen, si bien el hecho de que Yuno y Yuki estén juntos complica un poco las cosas. Cuando vi lo que sucedía, fue inevitable que me acordara de La Ilíada, pues ahí los dioses griegos se la pasan apostando por su bando favorito e incluso van a pedir ayuda a Zeus, quien se decide a ser parcial en la batalla. 
También me recordó a otras tragedías griegas, pues en la mayoría de ellas, los protagonistas conocen su futuro mediante un oráculo, no obstante, pese a que lo evaden e intentan huir de él, su destino siempre se hace presente, lo cual muchas veces termina por condenarlos.
Y lo mismo puede decirse de Mirai Nikki, pues si bien el diario
del futuro que poseen los personajes les indica su forma de morir o incluso el siguiente movimiento con el fin de que lo evadan, es obvio que tarde que temprano todo va a girar a como lo predijo el diario. Aún cuando pareciera que la historia ya se ha vivido.
Por otra parte, he de citar un pasaje de un poema de César Vallejo llamado "Los dados eternos", el cual me acordé a cada momento cada que Murumuru y Deus cambiaban las cosas del juego o cuando Deus decide escoger a un humano para que tome su lugar:
 "Dios mío, si tú hubieras sido hombre,
hoy supieras ser Dios;
pero tú, que estuviste siempre bien,
no sientes nada de tu creación.
Y el hombre sí te sufre: ¡el Dios es él!

Hoy que en mis ojos brujos hay candelas,
como en un condenado,
Dios mío prenderás todas tus velas,
y jugaremos con el viejo dado...
Tal vez ¡oh jugador! al dar la suerte
del universo todo,
surgirán las ojeras de la Muerte.
como dos ases fúnebres de lodo..."

Y cuando todo se revuelve casi al final, donde Deus se está muriendo, creo que le queda perfecto este pasaje, del mismo poema:

"Dios mío, y esta noche sorda, oscura,
ya no podrás jugar, porque la Tierra
es un dado roído y ya redondo
a fuerza de rodar a la aventura,
que no puede parar sino en un hueco,
en el hueco de inmensa sepultura".

¿Será que los japoneses también creen que los dioses juegan con nosotros para entretenerse? Después de todo, hay cosas que parecen suceder sin que nosotros las convoquemos.
Finalmente, me iré un poco por los personajes, en especial con Yuno, quien se parece (hasta en el nombre) a la diosa griega, esposa de Zeus, que era súper celosísima, lo cual en la mitología griega tiene un porqué: Zeus es un cusco que le encanta andar tras cualquier mujer bonita que se le antoje, entonces Hera (en su denominación romana es Juno, ¿ya encontraron el porqué de la similitud con el nombre?) siempre tenía que andar tras él y a las pobres amantes nunca les iba bien.
Y bueno, Yuno al estar tan enamorada de Yuki, no quiere que nadie se acerque para nada a él.
Hera (Juno)

Yuno 

Los otros personajes también tienen lo suyo, unos más interesantes que otros, pues no voy a negar que algunos hasta me sacaron de quicio más de una vez, pero eso no quita que logran evolucionar, incluso en su lecho de muerte. Algunos te conmueven más y otros tienen demasiada fuerza (como la nueve,que siempre sorprendía en cada acto, o el cuarto, quien siempre tenía un as escondido bajo la manga). Y si el primer opening trata de revelarte quienes son los otros participantes (los cuales vas conociendo con un aire de misterio y eso fue lo que me gustó), en el segundo ya te revela quienes son y cuales son sus planes, motivo por el cual, también amé el segundo opening (cosa que me pasa rara vez, pues normalmente me gusta sólo uno):



Pero de todos los personajes, quien más me gustó (aparte de Yuno, claro), fue Yukiteru Amano, pues no es el típico protagonista que trata hacerse el héroe o peor aún, no comprende las cosas y las niega todo el tiempo, aunque al principio eso parece.
En sí, creo que las reacciones de Yuki son propias de un chico de 14 años, y más que nada de un humano normal, pues es díficil entender la situación de que una chica loca te persigue, otros tantos te quieran matar y de cualquier manera hay que fingir tener una vida normal. No es de extrañarse que de repente le den accesos de querer llorar, gritar y quedarse paralizado en más de una ocasión cuando debe sobrevivir. No obstante, lo bueno de Yuki es que va teniendo un crecimiento personal y no sucede de la noche a la mañana, sino más bien, va aprendiendo con las experiencias que va teniendo día a día, hasta el punto que decide hacer las cosas como deben ser (y lo mejor, no se ve forzado ni nada de eso, al contrario, se da de una manera muy natural).
Y claro, es de entenderse porque es considerado el número uno.



Mi opinión:
Creo que sí a uno le gusta estos juegos del tiempo y destinos alternos, así como los juegos de supervivencia (ahora que se pusieron de moda por "Los Juegos del hambre"), es una recomendación alta. Y para las chicas que les gusta el yaoi, debo decirles que hay mucho, aunque realmente no es la prioridad, en lo personal, Akise me desespera, pero sé que hay chicas que están enamoradas de él (en especial por su manía de estar con Yuki).
Por otro lado, ya hablando subjetivamente, siento que es de esos animes que verías una y otra vez y no te cansarías. Además, que el final es impresionante y totalmente inesperado. Y claro, me gustó más que en el manga. Hay un ova donde trata de explicarte el final del manga (y de paso el del anime), pero si bien cierra perfecto la historia, yo me quedo con el final de anime.


1 comentario:

  1. me encanta tu reseña y que no insultes a yuki me parece muy bien

    ResponderEliminar