domingo, 13 de mayo de 2018

Helloween: El inicio del metal épico (o Power Metal)


Comenzaba la década de 1980 y bandas como Iron Maiden y Judas Priest comenzaban a consolidar el nuevo género Metal que comenzaba a nacer. Sin embargo, todavía faltaba un plus, y sería aquel que diera la pauta para lo que se conocería posteriormente como Metal Melódico, o Power Metal. No obstante, cuando Helloween nació, jamás se imaginó que su estilo serviría de inspiración para muchas muchas bandas que posteriormente entraron en el género.
Conoce su historia…





Integrantes: 

Michael Weikath - Guitarra Líder (1984 -presente)
Markus Grosskopf - Bajo (1984 -presente)
Andi Deris - Vocalista (1994-presente)
Sascha Gerstner - Guitarra (2002-presente)
Dani Löble - Batería (2005-presente)

Miembros anteriores
Kai Hansen, Vocalista (1984-1986), Guitarra (1984-1988)
Michael Kiske, Vocalista (1987-1993)
Roland Grapow, Guitarra (1988-2001)
Ingo Schwichtenberg, Batería (1984-1995) †
Uli Kusch, Batería (1994-2001)
Mark Cross, Batería (2001-2003)
Mikkey Dee - Batería (2003)- Interpretó como músico de sesión las canciones 1-6, 8-10, 12 de Rabbit Don't Come Easy.
Stefan Schwarzmann, Batería (2003-2005)

¿Cómo los conocí?
Corría el año 2011 y entre que andaba buscando nuevos géneros de Metal, desdeñando el black y el death metal al percatarme que ciertos sonidos no me agradaban, decidí que me quedaría para siempre con el Power  Metal. De esta manera, fue como uní a una página de Facebook que entonces tendría como 300 seguidores, pero hoy es una de las más importantes que coloca tanto reseñas como videos y conciertos (sobre todo en Argentina) acerca del Power Metal. Y claro, como empezaba en ese entonces, comenzaron por reseñar crónicas de grupos importantes, colocando videos de las canciones más conocidas, a la vez que les colocaban curiosidades del grupo del día… y buenooo…
Así fue como empecé a conocer a Helloween.
He de admitir que si bien ya había escuchado acerca del grupo y recuerdo vagamente haber visto algunas de sus portadas en  mi infancia, nuevamente el prejuicio hizo que no me acercara a ellos anteriormente, pero al ver los videos en la página que me mostraba nuevas canciones de Power Metal, decidí que tal vez no serían tan malos y mucho menos cuando se decía que eran los precursores del género.
Ya no recuerdo cual fue la primera canción que escuché de ellos, pero si me acuerdo bien que cuando escuché “Forever and One” me quedé fascinada tanto por la melancolía de la música como de la letra, descubriendo por primera vez en todo el tiempo que llevaba escuchando Power Metal, que en este género también de dolor se canta.
Desde entonces, ya no los solté.


El nacimiento del Power Metal
Helloween nació en el año de 1978, en Hamburgo, Alemania, con el nombre  de Gentry, cuando Kai Hansen y Piet Sielck deciden formar una banda. No obstante, todavía tuvieron muchos cambios y uno de ellos fue precisamente el nombre, el cual fue cambiando de "Second Hell" en 1981, a Iron Fist en 1984. En ese último año, un sello independiente Noise Records invita a la naciente banda para grabar una compilación del género Death Metal —que en ese entonces también iba naciendo— con otras bandas; los dos temas incluidos fueron agregados en futuros álbumes de la banda.
 Ante esta invitación, cambiaron el nombre a "Helloween". Ingo Schwichtenberg, quien en ese entonces era baterista, tuvo la idea de reemplazar la letra "o" por una calabaza, también elaborar obras con imágenes de calabazas, lo que se convertiría en una de las marcas más importantes del grupo.


En 1985 llega al grupo Michael Weickat, quien estaba tocando en la banda Powerfool, sustituyendo a Piet Sielck. Ese mismo año, Helloween graba su primer disco “Walls of Jericho”, que se convirtió de inmediato en un enorme éxito, sobre todo porque comenzaron a  redefinir el Heavy Metal con los acordes súper rápidos de la guitarra y batería.

Durante el tour de “Walls of Jericho”, se percataron que Kai Hansen tenía dificultades para cantar y tocar la guitarra al mismo tiempo, motivo por el cual se dieron a la tarea de buscar un nuevo vocalista, esto con el fin de que Hansen se dedicara exclusivamente a tocar. Su primera opción era reclutar a Ralph Scheepers del grupo "Tyran Pace", sin embargo, ante su negativa, la banda terminó por reclutar a un joven de 18 años de una pequeña banda local conocida como "III Prophecy", Michael Kiske. Su voz comenzó a formar un referente en la industria del metal, la cual Keeper Of The Seven Keys Part 1 en 1987,  disco  con la que se convirtió en la banda de más éxito de Europa. En 1982 se grabó el Keeper Of The Seven Keys Part 2, el cual tuvo mayores ventas. Cabe destacar que estos dos álbumes marcaron el hito para lo que sería conocido como metal melódico o Power Metal, ya que la voz de Kiske y la ejecución de Hansen daban una combinación única que no se había escuchado hasta entonces en el género del metal. Un ejemplo de ello es la canción Keeper Of The Seven Keys, de trece minutos de duración, cuya melodía sube y baja de intensidad y de velocidad, con un pegajoso estribillo.

A pesar de su éxito, Keeper 2 trajo consigo una carga pesada: el descontento creciente de Kai Hansen por las presiones y los arreglos contractuales con el sello Noise Records, además del nuevo sonido (más melódico y comercial) que estaba tomando la banda por aquel entonces, a contramano del deseo de Kiske y Weikath de experimentar aún más allá de las posibilidades del metal. Esto llevó a Hansen a tomar la difícil decisión de abandonar la banda luego de la gira por Europa. Tras colaborar con Blind Guardian, tomó la decisión junto al vocalista Ralf Scheepers de formar una nueva banda, más cerca al power metal, con el nombre de Gamma Ray.

Mientras tanto, Kai Hansen fue sustituido por el ex guitarrista del grupo "Rampage" Roland Grapow, que terminó el resto de la gira del Keeper 2. Después de la gira, sacaron el álbum "Live in the UK" que recopilaba material de la gira europea. Los demás integrantes continuaron, pero no volvieron a sacar material hasta 1991, con Pink Bubbles Go Ape.
Los problemas continuaron, el nuevo disco no pegó como esperaban y decidieron hacer una mezcla de pop, jazz, blues y rock progresivo, además de incluir un reencuentro con Kai Hansen, quien estuvo como productor del disco, el cual se llamó Chameleon. Sin embargo, a pesar de la originalidad, no volvió a pegar, esto porque los fans estaban acostumbrados a que tocaran un metal más pesado. Cabe destacar que en este disco ya se pueden notar los arreglos metaleros que posteriormente inspirarán a otras bandas, dando inicios a lo que se conoce como metal melódico o sinfónico.
Con este disco continuaron los problemas en la banda. Era 1993 y  con todo lo que se venía acumulando, vino una nueva ruptura…
El baterista Ingo Schwichtenberg cayó gravemente enfermo, (debido a una declarada esquizofrenia complicada por una dependencia a las drogas duras durante los últimos años) y Weikath, cansado de su falta de compromiso hacia la banda, lo expulsó a mitad del tour para promover Chameleon, teniendo que ser reemplazado por Ritchie Abdel-Nab, quien ni siquiera alcanzaba las expectativas y por ello no duró. Por otra parte, Kiske y Weikath tenían problemas entre ellos (como que no se tragaban) y para evitar más líos, Weikath decidió  que Kiske mejor se fuera de la banda.
Nueva alineación en 1994, con Andi Deris y Uli Kusch.
Sin Hansen, ni Schwichtenberg, ni Kiske, volvieron con una nueva alineación en 1994 con la adición de un nuevo vocalista: el cantante Andi Deris, de Pink Cream 69, banda de rock alemana. Deris, amigo de Michael Weikath, ya había sido considerado por éste para reemplazar a Kiske dos años atrás. También  se integró el baterista Uli Kusch, de Gamma Ray. Con esta nueva alineación, lanzan Master Of The Rings, un disco con un rock más clásico y duro en comparación al trabajo anterior y combinaba los arreglos metaleros propios de Helloween, con un estilo ya experimentado por Deris en Pink Cream 69. Este disco es considerado como el inicio de la nueva era de Helloween, cuyo estilo se va enmarcando y evolucionando en sus álbumes posteriores. También con este álbum llegaron a tener discos de oro y platino en todo el mundo, pues Master of the Rings vendió en un sólo año más de un millón de copias.
Le siguió The Time of the Oath, con el que los seguidores crecieron. El sonido retornó a los primeros discos, cuando sonaban más oscuros..  y agresivos. Con este álbum se reposicionaron como una de las mejores bandas de Europa, alejándose de la época de cuando estaban con Kiske. A pesar de este éxito, la banda no lo disfruta tanto al enterarse del suicidio del ex-baterista Ingo Schwichtenberg, a quien le dedican posteriormente este segundo álbum.
A estos, le siguieron Better than Raw (1998) y The Dark Ride (2000), en los que  comenzaron a demostrar que podían crecer melódicamente, pues cada uno era mejor que el anterior, refinando el sonido para acercarse a un rock progresivo y sinfónico. Incluso, se dice que Better than Raw es su mejor disco de los 90 (además, quien no olvida a la brujita sexy de la portada). Por otro lado, The Dark Ride es un disco más oscuro, el más oscuro y pesado de la banda, el cual tuvo buena crítica, pero al interior de la banda generó descontentos, puesto que Weikath nunca estuvo de acuerdo con realizar un disco de ese estilo. Con las discusiones que hubo, terminaron por salirse Roland Grapow y Uli Kusch, quienes fundaron Masterplan.
En 2003 lanzan Rabbit Don't Come Easy, con Sascha Gerstner como el nuevo guitarrista.  En este disco resetean toda la melodía oscura y pesada de los discos anteriores y retoma el power metal speed metal.
Desde entonces Helloween no deja de sorprendernos, pues tiene una capacidad de evolucionar en cada uno de sus discos, cada uno de un estilo diferente, claro, sin dejar de lado el toque melódico que ya han tomado otras bandas como Stratovarius, Sonata Artica y Rhapsody.
En el 2017, realizaron una gira con los exvocalistas Michael Kiske y Kai Hansen en el tour Pumpkins United.



 Rapsodias, críticas y ¿mensajes de motivación?
Las letras de Helloween traen de todo y, a la vez que el estilo de su música, también marcaron el inicio del género, pues si uno presta atención a lo que dicen, gran parte de las canciones de Power Metal tiene estas tres constantes en sus canciones: historias épicas, crítica a la sociedad y mensajes optimistas y reflexivos acerca de la vida o la sociedad. Si bien Helloween no incluyó al principio tantas canciones en sus álbumes sobre esto último, sí llegó a causar influencia en algunos otros grupós que iban naciendo en ese entonces, sobre todo Stratovarius, cuya temática -como lo puse en otra entrada- se enfoca en canciones capaces de levantar el ánimo.
A mi consideración, creo que una de esas primeras canciones llenas de motivación es "March of Time", en la que se habla de que el tiempo pasa y por ello hay que vivir el presente.

Asimismo, considero que "Keepers of the Seven Keys" es de las primeras rapsodias e incluso influyó en el surgimiento de otros grupos cuya temática única es cantar grandes épicas, como Blind Guardian y Rhapsody of Fire.
Las letras de Halloween también han tocado la fibra del amor, pues como lo decía más arriba, con ellos aprendí que en el metal, también se canta de dolor... Aunque claro, no todas las canciones en las que ha hablado de amor son de ese estilo, pues hay varias temáticas, desde el reconocimiento a una buena relación hasta cuando quieres sacar a alguien de tu vida.

Ya para finalizar, mencionaré que con Helloween conocí lo que se conocen como "baladas metaleras", las cuales llevan un estilo más lento, aunque sin dejar el tono melódico de las guitarras. Por supuesto que también van desde los temas motivantes, una crítica a la sociedad o canciones épicas, sin dejar de lado también las temáticas del amor. Y creo que precisamente, este tono lento causa que uno preste más atención y reflexione sobre las letras.


Discografía

Helloween tiene en su haber 15 discos de estudio, 2 EPs, 5 discos "En Vivo" y 12 compilaciones. Además, se han hecho 6 discos tributo en donde diferentes grupos y cantantes tocan temas de Helloween a modo de homenaje.
Estos discos son:

Discos de estudio:
1. Walls of Jericho (1985)
2. Keeper Of The Seven Keys Part I (1987)
3. Keeper Of The Seven Keys Part II (1988)
4. Pink Bubbles Go Ape (1991)
5. Chameleon (1993)
6. Master Of The Rings (1994)
7. The Time Of The Oath (1996)
8. Better Than Raw (1998)
9. The Dark Ride (2000)
10. Rabbit Don't Come Easy (2003)
11. Keeper Of The Seven Keys - The Legacy (2005)
12. Gambling With The Devil (2007)
13. 7 Sinners (2010)
14. Straight Out of Hell (2013)
15. My God-Given Right (2015)

EP: 
Helloween (1985)
Mr. Ego (1994)

Discos "En Vivo":
1. Keepers Live (1989)
2. I Want Out Live (1989)
3. Live In The U.K. (1989)
4. High Live (1996)

5. Keeper Of The Seven Keys - The Legacy World Tour 2005/2006 (2007)

Compilaciones:
1. Helloween/Walls Of Jericho/Judas (1988)
2. Pumpkin Tracks (1989)
3. The Best, The Rest, The Rare (1991)
4. Keeper Of The Seven Keys Parts 1 & 2 (1993)
5. Karaoke Remix Vol. 1 (1998)
6. Karaoke Remix Vol. 2 (1998)
7. Metal Jukebox (1999)
8. Treasure Chest (2002)
9. Buried Treasure (2002) (edición limitada)
10. The Singles Box 85-92 (2006)
11. Unarmed Best of 25th anniversary (2009)
12. Sweet Seductions (2018)

Tributos:
The Eastern Tribute To Helloween (1999)
The Keepers Of Jericho - Parte I - A Tribute To Helloween (2000)
The Keepers Of Jericho - Parte II - A Tribute To Helloween (2002)
Trick Or Treat - Live Helloween Tribute (2003)
Troopers Fly Free - Volumen I (2008)
HelloRay - A Tribute To Helloween & Gamma Ray (2012)




 ¿Tienes alguna canción favorita de Helloween? Menciónala en los comentarios y haremos un especial en la página de Facebook ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario